Creer en el cloud es creer en Internet